25 de octubre de 2013

Parados en Miranda


Tenía muchas ganas de hacer esto alguna vez en mi vida... Escribir un post aquí mientras miro por la ventanilla del tren. ¿No os parece romántico? Ya he escrito un capítulo más en mi cuaderno de viaje negro... Con papel antiguo y una pluma de plata Parker... Como si estuviese viajando en el Transiberiano... Solo que de Bilbao a Madrid...

Ahora mismo estamos parados en Miranda de Ebro después de 2 horas de viaje planeando ssta tarde. Por la ventanilla se ve como entran y salen constantantemente. Ya es nuestro turno, las puertas se acaban de cerrar y estamos avanzando... Se nota que el tren es mi medio de transporte favorito...

Estamos pasando por una zona semi-residencial, hay un niño de pelo rizado casi rubio, de unos 6 años parece, asomado a un balcón de unas casas blancas, desconchadas, diciéndonos adiós con la mano... Y salimos de Miranda.

Esto ya empieza a coger velocidad y yo me despido... Tendré faltas de ortografía para dar y regalar, y no estará muy ordenado el post... Pero esto es lo máximo que me permite la App de Blogger... Nos vemos en Madrid.

Aunque siempre hay tiempo para pediros un votito en los Premios Bitácoras 2013 pinchando n el botón del lateral derecho. ¡Gracias!


8 comentarios:

Tus comentarios me animan a seguir publicando en el blog, a parte de servir de ayuda a otros lectores.

Gracias por aportar un pequeño grano de arena más.