15 de marzo de 2013

Yo, ¿Profesor?


¿De verdad? Yo... ¿Profesor?

Realmente la vida da muchas vueltas y giros inesperados que te llevan a situaciones en las que nunca antes te habrías imaginado que estarías. Un día puedes estar en casa, al ordenador, hablando con un par de amigos sobre que has aprobado el Nôken, que al día siguiente estás dándoles clases a esos amigos.

El tema es que, como ya he dicho, acababa de aprobar el N5, el nivel más bajo del Nôken. Ya tenía unos conocimientos básicos del idioma, y me estaba preparando para el N4. Con la emoción del momento, se lo comenté a un par de amigos, los cuales también querían estudiar japonés, pero por su horario y otros inconvenientes no podían.


Ese es el mayor problema de todo, igual tenemos un horario de mañana, y por la tarde podemos ir a una academia. O puede que tengas un horario hasta bien tarde, y te coincida que nada más salir de trabajar, estudiar, o lo que hagas, puedes ir a la academia. Pero aquí se presenta otro problema: la distancia.

En Bilbao no es que haya muchos lugares en los que poder estudiar japonés. Exactamente dos. Y claro, a media hora de casa de uno y a media hora del otro, con un horario complicado, en tiempo de crisis que los precios están por las nubes... Pues no todos pueden.

Por otro lado también está una extraña manía de estudio mía: Necesito hablarle a alguien para estudiar, si no, no se me queda. ¡Tengo a mi familia aburrida! Cada vez que voy a estudiar y pillo a alguien en casa... ¡Pobre! Me da pena y todo... Pero no tengo piedad, tengo que estudiar y no hay remedio.

Juntando ambos factores tuve una pequeña idea: ¿Y si les enseño japonés a ellos y así de paso aprovecho para repasar?

Y ahora, aquí me tenéis, dando clase a dos amigos con ganas de estudiar y yo repasando tanto, que se me ha quedado grabado el vocabulario que hacía mucho que se me había olvidado. A ver si puedo seguir así y mira, lo que repase, aprendido estará.

¿No es tan mala idea verdad?

Muchas veces me he visto envuelto en situaciones realmente extrañas, me he metido en muchos líos, de los cuales, la mayoría he salido victorioso, pero en los pocos que no, me he dado una buena leche. Por lo menos esto no parece que sea uno de esos líos, ¿Verdad?

Y vosotros, ¿Cómo repasáis? 
¿Alguna vez os habéis visto en una situación parecida? 

¡Podéis contarnos vuestras anécdotas y experiencias en los comentarios!

10 comentarios:

  1. pues la neta me anote en bussu y me decarge varios libros pero trabajo todo el dia, por las noches solo kiero descansar asi que ahora solo estudio cada vez llueve con sol osea casi nunca, pero si se trata de estudiar soy igual q tu necesito a alguien a quien darle lata!!! Y para mi gran desgracia no tengo a nadie....
    atte:
    melany ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, con Busuu, aunque sea lo básico, se aprende bastante bien, y con los libros seguro que llegarás a controlar algo el idioma, pero si tienes la oportunidad no dudes en apuntarte a una academia.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. lo mío con el japonés va por algo parecido, llevo 2 años y medio estudiándolo, el primer año lo estudié en una casa de juventud de Valencia, al siguiente pude seguir, pero este año anularon el tercer curso por no ser suficientes.
    Y ahora que voy de tardes a la uni solo puedo ir los sábados al instituto confucio, que son cursos con bastante materia, me cerraron el grupo otra vez por ser pocos, la mayoría se pasaron a un grupo de tarde, pero al final con otras 2 compañeras nos hemos saltado un curso y apuntado al siguiente, suerte que el profe es muy majo y nos ha facilitado apuntes del anterior curso.
    Este año haré el N5 a ver si hay suerte ^^

    ResponderEliminar
  3. ¿Te animarías a dar clase de japonés via Skype?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres puedes enviarme a info@operacionjapon.net lo que tienes en mente. Últimamente estoy trabajando en el proyecto de www.ocioalplato.com y no estoy seguro de que esté en Septiembre libre, pero a partir de Octubre supongo que si podría. Aún así, si sigues interesado, puedes ponerme el e-mail y hablamos por ahí.

      ¡Un saludo y disculpa la tardanza!

      Eliminar

Tus comentarios me animan a seguir publicando en el blog, a parte de servir de ayuda a otros lectores.

Gracias por aportar un pequeño grano de arena más.