25 de julio de 2011

La creación de Japón

Para acercarme más a la cultura japonesa y entender su mitología, he decidido leer la historia de la creación de Japón.

En lo más profundo de los tiempos, el cielo y tierra estaban entremezclados, como un puzle al que no le encajan las piezas. De repente, el oscuro silencio que se cernía sobre nuestro joven hogar, se rompió. Sonidos extraños aparecían, ruidos que al tierra nunca había escuchado, era el movimiento de las partículas. El cielo y la tierra se estaban ordenando.

Las partículas más ligeras ascendían con rapidez, mientras que otras no tan ligeras no las podían alcanzar. Pero no todas eran tan veloces como las de la luz. 

Poco a poco, éstas, fueron acumulándose en lo alto de los cielos. Destruyendo así la espesa oscuridad que cubría la tierra.

Por debajo de la luz, las partícula fueron formando las nubes, el Takamagahara o llanura de los altos cielos, y en lo más bajo, las partículas y átomos más pesados, formaban una masa informe creando el suelo que hoy en día pisamos.

Mientras todo esto ocurría, en la llanura de los altos cielos, también llamada Takamagahara, se formaron las divinidades. Pasaron generaciones y generaciones de dioses hasta el nacimiento del dios Izanami y la diosa Izanagi.

Las siete divinidades, ocultas en los cielos, encomendaron la empresa de ordenar cielo y tierra a estas dos divinidades.

Insertaron la lanza sagrada en las aguas de la tierra, y al sacarla, las gotas saldas se condensaron formando un archipiélago, Japón.

Ambos dioses decidieron casarse y tener hijos para continuar con la evolución de la nueva tierra que habían creado.

La ceremonia de llevó a cabo. Tras intercambiar las frases de compromiso, sin esperar más, hicieron el amor debajo del pilar donde se enlazaron.

Pero al nacer su hijo, éste quedó deforme. Dejaron a la deriva en una canoa al bebe, convirtiéndose en el dios del mar y de los pescadores.

En busca de una respuesta, Izanami e Izanagi ascendieron a la llanura de los altos cielos. Donde les contestaron que al hablar primero la mujer antes que el hombre, la ceremonia salió fallida.

La repitieron tal y como les habían indicado, y tuvieron muchos hijos. Los cuales llevaron a cabo la evolución de Japón.

                                                    Adaptación por: Xabier Sánchez Duro

Espero que os haya gustado la leyenda :)

Es una historia muy bonita. A mí, personalmente, me encanta.

¡Nos vemos en otro post! ¡Salu2!

7 comentarios:

  1. que bonitaaaaaa!! *____* me encanta la leyenda ^^ arigato!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por comentar! La verdad es que la leyenda es preciosa! :D

    ¡Un saludo!

    ありがとうございます!

    ResponderEliminar

Tus comentarios me animan a seguir publicando en el blog, a parte de servir de ayuda a otros lectores.

Gracias por aportar un pequeño grano de arena más.