6 de abril de 2011

TEPCO consigue sellar la fuga

Bueno... Por fin una buena noticia de Fukushima... ¡Ya era hora!

Bueno, voy a hacer rapidito este post que tengo que publicar en mi otro blog (Delicias Para Tu Boca) la receta de un rico y fresquito gazpacho para este calor que está haciendo... ;)

La compañía eléctrica dueña de la central, TEPCO, asegura hoy mismo haber sellado la fuga de radiactividad al océano.

Consiguieron tapar el escape inyectando en la zona afectada 1.500 litros de silicato sódico también conocido como vidrio soluble. 

El pasado lunes tuvieron que empezar a verter al océano 11.000 toneladas de agua radiactiva que superaba 100 veces el límite legal para poder almacenar agua 100.000 veces sobre el límite.

Pero... ¿Qué efecto está teniendo esto en la fauna y flora del océano?

Imagen: Público.es
Los peces superan por muy poco los límites legales de radiactividad, han detectado una muestra que estaba justo justo al límite.

Se ha prohibido consumir estos alimentos en Japón hasta que este muy por debajo de los límites.

Pero hay que tener en cuenta que en Europa, estos pescados estarían debajo del límite legal establezido. Ya que el consumo aquí no es tan exagerado como puede serlo en Japón. Por lo que en el país nipón son más restrictivos con este tema.

Tendrían que consumirse muchos pescados como los encontrados para que llegasen a causar algún daño al cuerpo humano.

Los niveles radiactivos encontrados en la fauna marina de Japón no afectan biológicamente en ningún sentido al pez. En Chernóbil se llegaron a encontrar hasta pescados que superaban 10.000 veces el límite legal.

Realmente a la larga puede ser perjudicial para la salud. Grandes cantidades de yodo-131 (la partícula radiactiva encontrada) puede causar tiroides o cáncer de tiroides en los más pequeños.


Esto es todo por hoy. ¡Me voy a colgar la rectita, chao!

3 comentarios:

Tus comentarios me animan a seguir publicando en el blog, a parte de servir de ayuda a otros lectores.

Gracias por aportar un pequeño grano de arena más.