10 de abril de 2011

¿Cómo afecta el estado actual de Japón a la exportación de alimentos al extranjero?

¿Cómo afecta el estado actual de Japón a la exportación de alimentos al extranjero? Supongo que yo no seré el único que piense y se pregunte esto, ya que realmente el consumo de estos alimentos y las exportaciones que llegan a nuestros países se han visto reducidas.

Muchos no lo notaréis, pero por ejemplo yo, que tengo un blog de cocina (Delicias Para Tu Boca) y que todos los domingos suelo colgar una receta japonesa, he visto que los alimentos japoneses en España empiezan a escasear (sin tener en cuenta las reservas claro...) y ya llevo desde el 11 de marzo, unos 3 o 4 domingos, sin poder colgar recetas originales japonesas.


Por lo que hoy os voy a explicar cómo ha afectado a nuestro mercado el pasado terremoto, el tsunami, y el estado actual con Fukushima.


Actualmente, los servicios de exportación e importación están haciendo pruebas de radiactividad a todos los productos que llegan a España provenientes de Japón.


Lo peor para los comerciantes es que ellos son los que tienen que pagar esta prueba, la cual es obligatoria, y el lote examinado es tirado a la basura, por lo que se produce una pérdida en los beneficios de las empresas.


Muchas de estas, ya han decidido traer productos de otros países para sustituir a los alimentos japoneses. Como, por ejemplo, sustituir el wasabi japonés por el chino al igual que la salsa de soja y los fideos.


Pocos establecimientos siguen adquiriendo alimentos provenientes de Japón. Los que más se compran son los noodles.

No he llegado a saber si todos los que venden son directamente importados de Japón o forman parte de las reservas, pero he de suponer que gran parte serán de las reservas y una pequeña parte importado del país nipón.

Espero que a los comerciantes se les quite rápido el temor a comprar estos productos y poder volver a degustar las exquisiteces que nos ofrece la gastronomía japonesa en su totalidad.


¡Salud y salu2!

9 comentarios:

Tus comentarios me animan a seguir publicando en el blog, a parte de servir de ayuda a otros lectores.

Gracias por aportar un pequeño grano de arena más.